//Cómo el teatro puede ayudarte a superar la timidez

Cómo el teatro puede ayudarte a superar la timidez

¿Alguna vez te has preguntado si hacer teatro te puede ayudar a mejorar la autoestima, superar la timidez, hablar en público o exponerte ante el ojo de la cámara?

La respuesta es sí, pero…

Me he encontrado con muchas personas que llegan a un taller de teatro, no por el fin último de hacer teatro, sino porque, en el fondo, encuentran una necesidad que quieren superar.

Son personas tímidas, les cuesta expresarse, quieren conocer amigos nuevos, o encontrar su lado histriónico y que otros reconozcan sus habilidades ocultas.

Siempre se repite el mismo patrón.

Al final descubres que hacer teatro no era el objetivo fundamental sino poder desenvolverse allí afuera con nuevas habilidades y herramientas que los ayuden a superar el miedo a exponerse.

Hacer un taller de teatro no va a reemplazar ninguna terapia, pero puede colaborar de muchas maneras que luego se pueden trasladar al mundo real.

Desde modular la voz, usar el cuerpo con más plasticidad, memorizar un texto, hablar en público o relacionarte con otros.

Cuando participé en unos de mis primeros talleres fui con la intención de liberarme de la pesada carga de la timidez (fantasma que llega a visitarme cada vez menos) y, tras un año de práctica, pude finalmente exponerme ante el público, pero en la piel de otro.

Entonces, ¿qué podemos hacer para sacarle provecho al teatro?

Te paso unos tips útiles para que los pongas en práctica desde ahora mismo:

  1. Diviértete y fluye. Llegar con expectativas demasiado altas puede ser frustrante ya que el teatro no va a subsanar ningún problema de fondo, por eso está bueno que muestres tu lado más infantil y creativo. Juega y deja que tu niño interior se muestre como es. Eso es lo más auténtico que hay.

  1. Trata de adaptar esos ejercicios al mundo cotidiano: por ejemplo, jugar a proyectar la voz, mira a los ojos a las personas cuando te comuniques con ellas, esto muestra seguridad.

  1. Haz gimnasia facial para tener mayor expresividad. Esto te hará tomar conciencia, por ejemplo, de lo importante que es sonreír para no quedar como un robot todo el tiempo cuando hablas.

  1. Sal a la calle e interactúa con otras personas (salir de la zona de confort) e ir a lugares donde nunca vas o que te producen incomodidad, habla con la cajera del supermercado, ve al cine sin compañía, siéntate sola en un bar, aunque te lata el corazón y quieras salir corriendo de la vergüenza. No importa.

Estos simples ejercicios, si los repites de forma constante, te  aseguro que te ayudaran a ganar experiencia y estarás muy por encima de aquellas personas que ni siquiera lo intentan.

En resumen, el teatro puede ser una gran ayuda para ganar confianza en uno mismo; pero después hay que bajar lo aprendido a la tierra e interactuar con otros humanos.

¿Y tú, en qué aspecto te gustaría mejorar?

Me encantaría leerte en los comentarios.

By |2019-02-20T00:00:02+00:00febrero 20th, 2019|Sin categoría|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment