//¿Cómo evitar las torturas mentales?

¿Eres del pensamiento repetitivo que nunca cesa? ¿Crees que buscando y buscando resoluciones, una y otra vez, saldrás de la trampa de la mente?

Las causas del conflicto interno es la lucha sin piedad que acosa a nuestras almas. Pero nuestra alma no lucha, no pelea, se deja llevar con el fluir de la vida que es eternidad. El alma es tan sofisticada que se limpia a sí misma en una espiral profunda.

Las imágenes mentales que no paran, los diálogos y las torturas que no tienen fin ni circunstancia no llevan a ningún lado, salvo al caos.

¿Cuál es el grado de ansiedad que destruye la paz más absoluta?

¿Tienes miedo a una evaluación negativa? ¿De quién? ¿Tienes miedo al ridículo o a ser humillado públicamente? ¿Porqué?

Elabora una lista de tus miedos infundados, en un papel. Deja que salga lo que está metido adentro como un parásito y se alimenta de la música más infame.

Deja encapar la preocupación que no se sustenta sobre nada. Un pensamiento anticipatorio no debe tener cabida ni protagonismo si quieres llevar una existencia plena.

Este círculo vicioso que provoca la desconexión de nuestro espíritu está para hacernos ver la parte menos evolucionada de nosotros mismos.

Pero si somos conscientes, que, al desconectar la mente del ruido incesante, apagando el tocadiscos de la preocupación, el instante preciso en el que vives se vuelve único. Porque no hay nada más que vivir que el ahora.

¿Escribiste tus miedos? Pregúntate: ¿Para qué sirven? ¿Que aportan en tu vida? ¿Adónde te llevan?

La mayoría de tus pensamientos no son reales, son un cuento de fantasía que manipula tu mente para jugar con una sonrisa sardónica. Porque a ella le gustar divertirse y quiere tener siempre la razón. No te engañes, no entres en la máquina de la ansiedad cotidiana.

Las personas que te rodean aún creen que saben de lo que hablan, con lo cual, no esperes palabras coherentes de una sociedad incoherente.

No esperes sugerencia de alguien que enciende el televisor para escuchar noticias que contaminan el silencio más puro.

Ahora rompe el papel de las mentiras, escúpelo a cielo abierto. Quítale el poder a lo infundado.

Es hora que, los latidos de tu corazón, se conviertan en tu arma de inspiración masiva. Hincha el pecho con aire puro de la mañana, no creas todo lo que oigas, no leas basura periodística que alimenta el temor universal.

Pídele a tu espíritu que te guíen en cada paso y se lleve la música siniestra que asecha en los cielos de tu mente. Escucha. Allí, en el fondo, está el niño herido en un rincón, alumbrado por la luz del abandono. Quiere abrazar al adulto que ya eres.

No hay nada que temer, porque un alma que se abraza a sí misma está abrazando a toda la humanidad.

Expande el amor y deja que este campo magnético llene los espacios más oscuros de tu vida. No hay nada que temer. No hay nada que perder. Mejor juega, dibuja, escribe y camina por los senderos de la incertidumbre más iluminada.

____________________

¿Quieres comunicarte conmigo para tener una sesión más personal?

Escríbeme a >> blogluistrad@gmail.com

By |2019-06-17T15:21:25+00:00abril 26th, 2019|Sin categoría|2 Comments

About the Author:

2 Comments

  1. Javier 27 abril, 2019 at 7:04 - Reply

    Felicitaciones Luis por tu gran trabajo, podemos vivir desde el amor y no desde el miedo. Un fuerte abrazo compañero

    • Luis 3 mayo, 2019 at 20:49 - Reply

      Hola Javier, gracias por tus palabras. Es un honor tenerte por aquí. Un abrazo enorme!

Leave A Comment